Asesoría Ugerri

Área Privada

noticias

Las empresas se adaptarán paulatinamente al Nuevo Plan General Contable

Estamos ya en el 2008 y como era de prever la mayoría de las empresas no han implantado todavía el nuevo plan general contable (NPGC). Probablemente lo irán haciendo de forma progresiva durante el año. Los programas de contabilidad y las estructuras de datos sobre las que se sostienen facilitarán que el proceso de cambio se realice en cualquier momento. Lo importante es que la empresa esté preparada para el cambio y asuma lo que supone el NPGC.

A diferencia del proceso de implantación del Euro - en que todas las áreas de la empresa estaban implicadas y que supuso un esfuerzo importante para toda la estructura - en este caso en particular solo se ve afectada el área contable.

Básicamente el proceso de cambio se puede dividir en tres apartados:

  • El conocimiento del nuevo plan y las implicaciones contables que tiene
  • El cambio propiamente dicho del plan contable en los sistemas informáticos
  • La implantación de los nuevos informes de las cuentas anuales

Centrándonos en el segundo punto, cabe decir que existen diferentes alternativas. Una de ellas consiste en crear un diccionario entre el plan antiguo y el nuevo, de tal manera que cuando se consulten datos en la contabilidad se pueda hacer utilizando las cuentas de los dos planes y utilizando para los procesos contables las cuentas del plan antiguo. Más adelante, una vez comprobado que el diccionario nos permite obtener la información con la visión del nuevo plan, podemos realizar el cambio real del plan contable. Este proceso consiste en cambiar las cuentas del plan de cuentas y de los asientos de los ejercicios que consideremos necesarios por las cuentas del NPGC.

Este proceso, a pesar de que técnicamente no es complicado de desarrollar, sí en cambio puede resultar difícil de aplicar por la cantidad de datos que hay que modificar. En función del servidor que se disponga y de la base de datos, el proceso puede tardar más o menos tiempo.

Otra de las alternativas, que también pasa por el diccionario, consiste en empezar a trabajar directamente con el nuevo plan y para ello hay que bloquear en el sistema informático todas las cuentas del antiguo plan, al objeto de que no se puedan utilizar para entrar asientos, y abrir las nuevas cuentas y realizar los asientos con estas nuevas cuentas. Más adelante, y como en el caso anterior, se procederá a cambiar las cuentas de los asientos de los ejercicios anteriores por las nuevas cuentas.

Personalmente considero que la mejor opción es la primera alternativa porque no resulta tan traumática como la segunda y facilita el periodo de tránsito del antiguo plan al nuevo. Seguramente algunos programas no dispondrán de la posibilidad del diccionario y de la obtención de información con los dos planes y esto sí que representa  un problema para las empresas. Mi recomendación es que las empresas hablen con su suministrador informático y entre ambos encuentren la mejor solución posible, en función de las necesidades de la empresa y de las posibilidades del programa y de la estructura de datos.

noticias.com Feb.09

Asesoría Ugerri - contacto